Marcos capítulo 4, del 26 al 34

En aquel tiempo, Jesús dijo a la gente: “Sucede con el reino de los Cielos lo mismo que con el grano que un hombre hecha en la tierra. No importa que él este dormido o despierto, que sea de día o de noche; el grano germina y crece, sin que él sepa cómo. La tierra da fruto por si misma: primero un tallo, luego la espiga, después el trigo abundante en la espiga. Y cuando el fruto está a punto, enseguida se corta con la hoz, porque ha llegado la cosecha.” Dijo también: “¿Con qué compararemos el reino de Dios? ¿Con qué parábola lo expondremos? Sucede con Él lo que con un grano de mostaza: cuando se siembra en la tierra es el más pequeño de todas las semillas, pero una vez sembrada, crece se hace la mayor de todas las hortalizas y echa ramas tan grandes que los pájaros del cielo pueden anidar a su sombra.” Con muchas parábolas como estas Jesús les anunciaba el mensaje, adaptándose a su capacidad de entender. No les decía nada sin parábolas, a sus discípulos sin embargo les explicaba todo en privado.

📖 – Palabra del Señor
🙏 – Gloria a Ti, Señor Jesús

#Evangeliodehoy
#Evangeliodeldia
#Evangeliodiario
yoamoajesus.org

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí